Federico Fellini

“El payaso es a la humanidad como al hombre es a su sombra. Representan las crueldades y maravillas del hombre a través de la risa”

Ya en su niñez, Fellini reconocia Augustos (clowns) en las calles de su pueblo: El vagabundo Giovannone, muy simpático y cortejador de campesinas; la monja enana que pasaba la mitad del tiempo en el convento y la otra en el manicomio; Giudizio, que enloquecía al ver películas de guerra y salía a pelear con su uniforme. ‘El mundo, y no sólo mi pueblo, está poblado de clowns’, mientras realizaba el filme ” I clowns”, veía desde el auto, personajes bufonescos en las calles ‘ …viejas ridículas con sombreros absurdos…melenudos con gabanes descosidos…y un obispo con aspecto de momia dentro de un coche…’.

El payaso es el espejo del hombre. Dentro de la sociedad institucionalizada, hay un lugar donde ‘los Augustos’ , los raros, los diferentes, son aplaudidos. Hay un lugar donde todos tenemos nuestro payaso fragmentado. Fellini, un Augusto rebelde y visionario, encontró en el cine la forma de hacerse aplaudir. Aquella función que presenció de niño, fue la compuerta que abrió su mente a interpretar el mundo de manera distinta, sabiendo que en el circo existían los Augustos festejados por el público y en las calles los rechazados por el Clown Blanco de la normativa social.

El Circo otra vez nos reinterpreta, el arte nos salva, pero no a todos. Muchos ‘Augustos’ sin carpa ni arte, siguen siendo condenados por sus diferencias. Algunos se disfrazan de día y cargan con la escisión producto de la hipocresía.

Ser Augusto es una condición sin tregua y significa recuperar, la facultad infantil de vivir la fantasía con la misma profundidad que la realidad.

Como el pequeño de la película Fellini reconoció en los payasos, en esos rostros de expresión indescifrable y risa de locos, la polaridad entre la impecable cara blanca y el aspecto irracional de lo humano. Consideraba a los payasos más humanos que los humanos mismos, por ser capaces de experimentar lo mejor y lo peor de nuestra naturaleza sin limitaciones, de ser el burlado y el burlador y por todas esas ‘trasgresiones’ ser aplaudido en vez de reprendido.

Fellini, trasgresor por naturaleza, aprovechó una propuesta de la T.V. Italiana y decide hacer ‘I Clowns’ para finalmente dedicarle un film entero al tema del Circo, que tantas veces apareciera de soslayo en sus películas anteriores ya fuese a través de la música, extraños personajes, el uso del humor, la sátira cruel o las nostálgicas errancias

En un fin de semana y sin haberlo reflexionado mucho, realizó el guión y partió con su propia ‘troup’ de extraños seres en un viaje de ciudad en ciudad buscando los vestigios del circo, su ambiente, su forma de vida. En este intento de recrear su emoción, encanto y sorpresa, descubren que el corazón del circo sigue latiendo representando mitos permanentes de la humanidad: la aventura, el viaje, la amenaza, el humor, la capacidad de reírnos de nuestra propia estupidez y de manera hilarante caricaturizar el mundo.

Bario (Manrico Meschi), payaso famoso por su simpático ‘Augusto’ : mendigo, borracho, infantil y ruidoso, grabó unas palabras que luego la emoción no le permitió repetir en cámara: ‘…es bueno para la salud hacer de clown…por fin uno puede hacer todo lo que quiere: dar golpes contra todo, destrozar cosas, prenderles fuego, revolcarse por el suelo, y nadie te reta sino que todos te aplauden…es un buen trabajo, si se sabe hacer se gana tanto como un funcionario ¿por qué los padres quieren que sus hijos sean funcionarios y no clowns?…’

Por medio de esta película, Fellini adulto se paraleliza con el Fellini niño que al ver la primera función de circo se sintió iluminado ‘…como si de repente hubiera reconocido algo que me pertenencia desde siempre y que era también mi futuro, mi trabajo y mi vida…’.

FEDERICO FELLINI – El circo de las ilusiones – Caixa Forum – Barcelona 17 Febrero al 13 Junio

Enlace a la escena de la pelicula “I clowns” de Federico Fellini .

Citas: Tomadas de La película “I CLOWNS y el libro “HACER UNA PELICULA” Federico Fellini con “AUTOBIOGRAFIA DE UN ESPECTADOR” de Italo Calvino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: